sábado, 12 de marzo de 2011

EL SECRETO DE MI VIDA

Hoy ha llegado hasta mí este video. En verdad que es de lo mas bonito que he visto últimamente. Y ha llegado en el momento apropiado, cuando en el mundo entero -también en España- se está celebrando la campaña "40 días por la vida". Este es mi pequeño homenaje a todos aquellos que luchan por la defensa de la vida desde el primer momento de la concepción y la atención a sus madres, especialmente las que se encuentran en dificultades o en situaciones difíciles, para que en ningún momento duden que siempre habrá una mano amiga y un hombro en el que apoyarse para seguir adelante.



video

jueves, 16 de diciembre de 2010




ORACIÓN AL PADRE

Padre mío,
sí,
mío, de mis amigos y también de mis enemigos;
de los que te rodean y de los que no te conocen;
de blancos y negros, de ricos y pobres;
Padre mío,
Padre nuestro,
mío, sí,
mío y de mis hermanos.

Que estás en los cielos,
¿sólo en los cielos?;
también en la tierra,
en ti,
en mí,
en cada Iglesia, en el Sagrario;
en cada casa, entre los pucheros;
en el trabajo y las diversiones,
en todo momento,
en todo lugar.

Santificado sea tu nombre,
tu nombre Padre,
tu nombre Dios,
tu nombre Cristo,
tu nombre Rey,
tu nombre amigo,
tu nombre hermano,
tu nombre vida,
tu nombre AMOR.

Venga a nosotros tu reino,
tu reino de paz,
de justicia,
de amor y de libertad;
tu reino de vida,
de perdón,
de caridad y de verdad;
tu reino de gloria,
tu reino de acción.

Hágase tu voluntad,
la de amarte sobre todas las cosas,
la de amarnos como tú nos has amado,
sin esperar nada a cambio,
sin límites,
con una mano hacia el vacío dispuesta a darlo todo,
desterrando lo que creo que es “mío”
para compartirlo por que es “nuestro”.

En la tierra como en el cielo,
entre nosotros y con nosotros,
en el quehacer diario,
en las alegrías o en el dolor;
y también en los que viven junto a ti,
los que gozan de tu presencia,
por que nos han precedido en la partida
y que interceden por nosotros,
velan y protegen nuestro continuo peregrinar.

Danos hoy el pan de cada día,
el pan del alma, la Sagrada Eucaristía;
el pan de la inteligencia, tu santa Palabra;
el pan del corazón, el deseo de amar y perdonar;
el pan del cuerpo, aquello que tú sabes nos es indispensable.
Que no nos conformemos con satisfacer
nuestras necesidades terrenas,
y compartiendo lo que tengo,
lo que tengo y lo que soy,
busquemos el sentido de nuestra existencia.
Perdona nuestras ofensas,
permítenos reconocer nuestros pecados,
nuestras caídas,
nuestros fracasos, pensamientos y omisiones;
nuestras obras,
nuestros tropiezos, dudas y cobardías;

Como nosotros perdonamos,
¿Seguro que perdonamos?
¿Y la vecina? ¿Y el compañero, el jefe o el tendero?
¿Y mi hermano en general?
Otórganos la gracia de la conversión,
para que pueda manifestar
el camino que nos lleva
desde el amor al perdón.

No nos dejes caer en tentación,
pues cada paso es un peligro;
si tú no nos ayudas,
si no agarramos tu mano,
estoy,
estamos perdidos.
Y líbranos del mal,
de los pelibros que nos acechan,
del mal que podemos causar,
no permitas que nos apartemos de tí;
déjanos caminar sobre tus huellas,
permite que imitemos a María
madre nuestra por tu amor
que cubre con su manto, toda ilusión y dolor.

Amén,
así sea,
tuyos somos,
en tus manos nos abandonamos,
haz de nosotros lo que quieras;
gracias por el sí de María,
gracias por el sí de Jesús en la cruz,
gracias, Padre, por todo,
recibe también mi amén,
mi amén de hijo
nuestro amén de hermanos
y no olvides que no podremos seguir
sin caminar, Padre mío, de tu mano,
Padre mío,
si,
mío, de mis amigos y también de mis enemigos;
de los que te rodean y de los que no te conocen;
de blancos y negros, de ricos y pobres;
Padre mío,
sí,
mío y de mis hermanos.

domingo, 28 de noviembre de 2010



El Sr. Arzobispo, en Huerta de Valdecarábanos, invita a "mirar a Cristo con los ojos de la Virgen"


Con motivo de la celebración del Centenario de la Ermita de Nuestra Señora del Rosario de Pastores, patrona de la localidad de Huerta de Valdecarábanos, el Sr. Arzobispo presidió el domingo 10 de octubre la Santa Misa en honor de Nuestra Señora del Rosario, que en el calendario litúrgico tiene lugar el 7 de octubre, en la citada Ermita. Don Braulio Rodríguez Plaza pronunció la homilía en la que ha invitado a rezar el rosario y contemplar los misterios con los ojos de la Virgen, esos hechos que pasaron pero que son tan grandes que siguen teniendo vigencia. Los misterios del rosario son verdades no solo del pasado y hay que tener en cuenta a tantas generaciones que han celebrado los misterios y cómo se han ido haciendo y rehaciendo sus vidas. Es la Comunión de los Santos; para la Iglesia nada es ajeno – ha dicho- ni lo que sucede ni lo que sucedió y aunque nadie lo vea, lo ve Dios y lo ve la Virgen, y eso influye en la vida de las sociedades y de las personas.

Al comienzo de la celebración tomó la palabra D. Ramón Pulido, párroco de la localidad, que hizo una presentación al Sr. Arzobispo de lo que el pueblo de Huerta estaba celebrando, haciendo referencia a la historia de la Ermita y al patrocinio de D. Acisclo y Dª Vicenta de Mora Mortero y López, verdaderos artífices de su construcción, realizada para gloria de Dios y de su Santísima Madre.

La Ermita se encontraba llena y estuvieron presentes el Sr. Alcalde, acompañado de algunos miembros de la corporación municipal, y todos los componentes de la Junta de la Hermandad de Nuestra Señora del Rosario de Pastores.

Las lecturas elegidas para la celebración procedían del Libro del Apocalipsis y de la 1ª carta a los Corintios y fueron proclamadas por miembros de la citada Junta, así como las peticiones.

En el Evangelio, proclamado por D. Ramón Pulido, párroco de la localidad, se nos recordó la visita de la virgen a su prima Isabel y el canto del magníficat, tal como nos lo narra el evangelista San Lucas.

En el momento del ofertorio fueron ofrecidas una maqueta de la Ermita, que nos recordaba la acción filantrópica de D. Acisclo y Dª Vicenta de Mora Mortero y López, verdaderos artífices y patrocinadores de su construcción; el manto con el que aparece vestida la imagen la virgen en las fiestas patronales, regalo de Fray Bernabé García Cezón, y que nos recordaba la protección que todos los habitantes de Huerta solicitan de su Patrona; las flores, que simbolizan el amor del pueblo de Huerta a la Madre de Dios; y el pan y el vino para la Eucaristía.

Durante toda la celebración, los cantos corrieron a cargo del Coro Parroquial y fueron acompañados por el pueblo que asistía ferviente y participativo.

El Sr. Arzobispo comenzó diciendo que con esta visita a Huerta saldaba una deuda pendiente desde la visita pastoral y pronunció una homilía en la que afirmó que la imagen de la virgen y su devoción es lo que ha hecho posible la construcción de “esta sorprendente Ermita” lo que nos indica que a pesar de que hay cosas que cambian, hay otras que permanecen, y el que entre nosotros siga habiendo ese cariño y ese venir constante hacia la ermita nos indica que hay una continuidad con lo acontecido a través de los siglos que puede dar esperanza para educar en la fe y que se vea una manera cristiana de encauzar la vida, una manera que nos indique que no está la solución en encerrarnos en nosotros mismos y en pensar en nosotros con una visión egoísta de la vida, sino con una apertura hacia los demás; necesitamos ayudar y tenemos que ayudarnos los unos a los otros, dijo.

Afirmó también que la virgen María es de los nuestros, no es una diosa, es de carne y hueso, pero abrió su corazón y sus entrañas para que Dios hiciera grandes cosas, por lo que es glorificada como Jesucristo y está en cuerpo y alma en los cielos, pero también entre nosotros. Si ella, que es de nuestra raza, ha llegado allí, ella está deseando que vivamos esa plenitud que ya empieza en nuestra existencia, en nuestra familia, en nuestro trabajo, en nuestros ambientes.

Terminó el Arzobispo pidiendo la intercesión poderosa de la virgen del Rosario de Pastores, especialmente por los mas necesitados, niños, enfermos y ancianos, y pidiendo igualmente la bendición del Señor para todos.

Finalizó la Eucaristía con el canto por parte de todos los presentes de la Salve en honor de nuestra patrona, salve compuesta por D. Agustín Arévalo Santiago, párroco de la localidad en los años 60.

La Eucaristía se enmarcaba en los actos que, con motivo del Centenario de la Ermita de Nuestra Señora del Rosario de Pastores, se están celebrando durante este año en Huerta de Valdecarábanos. Unos actos que comenzaron en el mes de mayo y que se desarrollarán hasta el 26 de noviembre de 2010, fecha en la que se conmemora el centenario de su inauguración, que tuvo lugar el 26 de noviembre de 1910.

El Santuario, cuya inauguración tuvo lugar el 26 de noviembre de 1910, es obra del arquitecto madrileño D. Jesús Carrasco-Muñoz Encina, y fue construido gracias a la generosidad y el buen hacer de los hermanos Vicenta y Acisclo de Mora Mortero y López, que costearon de su peculio las obras, mobiliario y ornamentos.

Aunque se trata de dos personalidades bien diferenciadas, en su relación con Huerta de Valdecarábanos y con su patrona, bien podemos entenderlos como una sola, ya que en ningún momento obraron independientemente, y sus actos estuvieron motivados por un común sentimiento de amor por sus vecinos y amigos. Siempre hicieran gala de una excelente generosidad que los llevó a costear obras y proyectos de gran envergadura para el pueblo y sus habitantes y su labor en ningún momento estuvo exenta de caridad cristiana, siendo ésta una virtud que les caracterizó a lo largo de sus vidas.

Estas razones y otras muchas son las que hacen que el pueblo de Huerta de Valdecarábanos se sienta orgulloso de sus ilustres antepasados y sepan agradecerles el legado que les hicieron. La Ermita de Nuestra Señora del Rosario de Pastores es posiblemente el signo mas visible, pero no el único. Y así lo han demostrado acudiendo masivamente a esta celebración en la que han compartido la Mesa Eucarística con el Sr. Arzobispo D. Braulio Rodriguez Plaza.

domingo, 27 de junio de 2010

Oración de la embarazada




Padre que estás en los cielos,
Tengo en mi seno ahora
un pequeñito, débil y vulnerable,
que ya está transformando todo mi cuerpo
y todo mi corazón.
¡Gracias por habérmelo confiado!

¡Gracias por permitirme acogerlo
como María acogió a jesús
el día de la Anunciación!
¡Gracias por poder acogerlo como mi madre me acogió
cuando sintió mi presencia
en lo más íntimo de su ser!

Padre que nos amas, estoy maravillada ante esta vida
tan secreta y palpitante,
tan frágil y llena de promesas.
¡Gracias por haberme dado los ojos del corazón,
que me permiten ya ver a este niño
en un momento en que todavía no es visible.

Padre lleno de ternura,
ayúdame a hacer cada día lo que puedo hacer
para que este niño sea feliz.
Te pido, Padre de toda gracia,
poder transmitir a este niño,
toda la fe, la esperanza y el amor
que llevo en mi corazón.

Por fin, te ruego, Padre, que nos guardes
bajo tu amparo, a mi hijo
que primero es tuyo, y a mi,
ahora y siempre. Amén.
(Padre Michel Schooyans)



Cuando falta apenas una semana para que entre en vigor la nueva ley sobre el aborto, esa ley mediante la cual algunos quieren legitimar y legalizar un asesinato, uno mi oración a todas aquellas plegarias que se están elevando en multitud de iglesias, plazas y hogares a lo largo y ancho de España. Quiero que esta sea mi vela que alumbre no solo esta noche, o las noches que restan hasta el dia 5 de julio, quiero que sea mi vela, y la vela de todas las mujeres embarazadas, madres desde el momento de la concepción, y la de todos los hombres que las acompañan y que también son partícipes de esa nueva vida.

domingo, 7 de febrero de 2010

El Corpus en jueves

Hace unos dias, el Arzobispo de Toledo, don Braulio, ha sorprendido a propios y extraños al anunciar que este año la festividad del Corpus Christi, esa que antaño formaba parte de los míticos jueves que brillaban mas que el sol, perdería en Toledo esa bicefalia, si es que se puede utilizar este término, que le otorgaba la doble celebración en jueves y domingo, tal como venía siendo habitual en los últimos años.

Fué en 1990 cuando se celebró por ultima vez la fiesta del Corpus en Toledo de acuerdo con su tradición secular y hasta 2004, con excusas más o menos acertadas, no volvió a salir la procesión en jueves, de forma que en los últimos años se venían celebrando dos procesiones con el Señor Sacramentado recorriendo las calles de nuestra imperial ciudad de Toledo.

Pero este año el agua vuelve a su cauce y solo habrá una ocasión para que vecinos y visitantes se arremolinen en las callejuelas y ensanches, rara vez plazas, para ver pasar el cortejo procesional. Quizás nunca debió dejar de ser así, no entro ahora a valorar las razones que llevaron al cambio de la celebración litúrgica, ni tampoco las razones que llevaron a proponer una doble celebración con sendas procesiones. Pero lo que si creo que es importante es destacar que a Toledo no le conviene ese dualismo o dualidad por mucho que nos animemos con pensar que siendo fiesta el jueves y el domingo vamos a recibir la visita de mas gente y nuestras calles y nuestros comercios se van a ver beneficiados con su presencia.

Creo que la decisión de don Braulio ha sido acertada, desde aquí la aplaudo, como también aplaudo la ayuda y el testimonio de todos aquellos que la han hecho posible, desde los ciudadanos anónimos hasta el Ayuntamiento, con su alcalde a la cabeza, la Junta Pro Corpus y cuantos otros lo han luchado a lo largo de estos años. Y la aplaudo porque ha sabido conjugar lo que la ciudad de Toledo venía demandado con las directrices marcadas por la Conferencia Episcopal, la tradición mas arraigada con la liturgia y la espiritualidad, el deseo popular con la interioridad del corazón. Y lo ha hecho sin romper con ninguno de los campos que hasta el momento parecían antagónicos, muy al contrario, indagando en la mas pura tradición e incluyendo en la contienda un aspecto que al menos a mí me había pasado desapercibido, el carácter mozárabe de la ciudad de Toledo. Los Caballeros Mozárabes están de enhorabuena, su liturgia, tan bella y gloriosamente defendida, pasa a primer plano en la festividad del Corpus toledano.

Así pues, este año, con una sola, gloriosa, magnífica, esplendida y participativa procesión, la liturgia del Corpus Christi se verá enriquecida con dos celebraciones eucarísticas que si bien en origen parecen distintas, y así lo deduzco de las palabras del Sr. Arzobispo cuando dice "El domingo 6 de junio, solemnidad del Cuerpo y Sangre del Señor, se celebra la Santa Misa en la Santa Iglesia Catedral Primada, con todo su esplendor ... El jueves día 3 de junio es en el Calendario Hispano-Mozárabe la solemnidad del Corpus et Sanguinis Christi y se celebrará en la Santa Iglesia Catedral Primada la Eucaristía de dicha solemnidad en Rito Hispano- Mozárabe" la impresión que saco de sus palabras es que entre ambas celebraciones eucarísticas, entre la del domingo y la del jueves hay una diferencia de solemnidad y esplendor. Y creo que no es así; podrá ser el diferente el rito, podrá haber más o menos cantos, mas o menos lecturas, mas o menos boato y ornamentación, pero una y otra no dejarán de ser solemnes y magníficas por lo que en ellas se celebra, vive y conmemora y que será en uno y otro caso la festividad del Corpus Christi, independientemente del rito en el que se celebre, independientemente de las vestiduras que acompañen al cortejo, independientemente del lugar que ocupen la paz o el padrenuestro.

Así pues este año, y seguro que en los sucesivos "Esta decisión no es únicamente para este año 2010, sino que afectará en el futuro a esta solemnidad del Señor en la ciudad de Toledo" (D. Braulio dixit), el jueves del Corpus Christi de Toledo volverá a brillar mas que el sol, y eso sin perder el domingo el carácter litúrgico y festivo que le otorgó la Conferencia Episcopal en 1990.

Gracias Sr. Arzobispo, enhorabuena Toledo.




domingo, 11 de octubre de 2009

San Rafael Arnáiz Barón, ruega por nosotros

Hoy es un día grande. Hoy la Iglesia está de fiesta, entre otros beatos que el papa Benedicto XVI ha proclamado santos se encuentra el "Hermano Rafaél". Si se me pregunta cuando empezó mi devoción por este santo de la humildad no sabría que responder. Quizás fuera en mi época de estudiante de bachillerato, quizás en la universidad, no lo se. Pero lo que es claro es que siempre ha estado en mi corazón, siempre me he encomendado a él y sus testimonios y sus mensajes han ilustrado y animado desde siempre mi siempre frágil vida espiritual.

¡Cómo me hubiera gustado estar en Roma! ¡Cómo hubiera vibrado cuando el papa Benedicto XVI haya declarado solemnemente que "En honor a la Santísima Trinidad, por la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y Nuestra, después de haberlo deliberado largamente, invocado muchas veces la ayuda divina y escuchado el parecer de nuestros hermanos en el episcopado, declaramos y definimos santo al beato Rafaél Arnáiz Barón y lo inscribimos en el colegio de los santos y establecemos que en toda la iglesia sea devotamente honrado como santo".

Está claro que la vida de Rafaél Arnáiz Barón se ha ajustado al «canon» de Cristo y que por lo tanto puede ser inscrito en el libro de los santos y como tal puede ser invocado por todos los cristianos. De sus cartas, de sus escritos, de sus poemas, de sus dibujos, de su pensamiento y de su vida en suma, me parece deducir que San Rafaél miraba a Cristo, le buscaba y trataba en intimidad con él; y que decir de su amor por la Santísima Virgen. Ella era igualmente una presencia constante, un faro, una referencia, incluso, o sobre todo, cuando la oscuridad del desaliento y la enfermedad eran una amenaza para él. Cristo y María unidos, incluso cuando pelaba patatas o luchaba contra las "piruetas de los nabos".

Hoy es un dia grande, tenemos en el cielo -ya estaba en él- un nuevo intercesor. Un nuevo mediador que no dejará de tender su mano hacia todos aquellos que le invocamos y que vemos en él un modelo a seguir. Me pongo - siempre lo he estado- bajo su protección y pongo también a todos los jóvenes de mi familia, de España y del mundo entero. Ellos necesitan de alguien en quien mirarse, que les sirva de referente y de quien puedan tomar ejemplo; alguien que les hable no con abstracciones o con futuribles, sino con el testimonio de su propia vida. Y ese es Rafaél Arnáiz Barón, el Hermano Rafaél, San Rafaél, un santo de nuestro tiempo y para nuestro tiempo que vivió su vida de joven en plenitud, con alegría, entrega y vitalidad, pero también con inquietudes y preocupado por lo que ocurría a su alrededor. Me parece muy buena su elección como copatrón de la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará en Madrid en 2011. Seguro que su influencia se hará notar y serán muchos los frutos que se desprendan de esta jornada de oración y convivencia.

San Rafaél Arnáiz Barón, nos encomendamos a tu protección, ruega por nosotros!!!!!!